Arte Najel

image

Najel significa hilar, pero las artesanas de los Altos de Chiapas, viven hilando una vida más digna. Conoce la historia de este grupo de artesanas indígenas que un día decidieron hacer algo más.

Arte Najel es una cooperativa de artesanas indígenas de Chiapas que buscan superarse por medio de su trabajo ofreciendo productos contemporáneos  realizados con sus tradicionales técnicas ancentrales.

Historia edificante

Artesanas de NajelFue en el 2001 cuando Gabriela Cosío y Ricardo Padilla, un matrimonio convencido del potencial de las comunidades indígenas, decidieron escuchar por cuenta propia, a las comunidades de los Altos de Chiapas para saber en qué podían ayudar para el desarrollo de la zona. Sus convicciones encontraron eco en un grupo de indígenas artesanas que pedían se les ayudara para vender sus textiles. Los Padilla buscaron apoyo entre varias personas con conciencia social y buena voluntad y fue el empresario norteamericano Brian Haney, un hombre con gran sentido de responsabilidad social, quien después de escuchar los sueños de doscientas indígenas artesanas y sus familias, les donó lo que sería la primera inversión que ocho años más tarde beneficiaría directamente a 975 indígenas y sus familias, e indirectamente a más de 1850 de ellas. Ese primer donativo y la orientación de Gabriela y Ricardo fueron suficientes para que las artesanas montaran una pequeña tienda en el centro de San Cristóbal de las Casas en el 2002.

Tienda de NajelLos Padilla las orientaron para no depender de los ingresos de la tienda, sujeta a las temporadas altas de turismo, e hicieron con ellas un programa de ventas a clientes foráneos por mayoreo. Rápidamente las artesanas se convirtieron en exportadoras y en diciembre del 2004 se organizaron en una cooperativa que protege a las artesanas y sus propios intereses, además de permitirles obtener utilidades, les da la certeza de quiénes son las propietarias de ese trabajo y del capital generado. En aquel momento sólo se asentaron en el acta constitutiva a 20 artesanas, ahora participan activamente en la asamblea más de ochenta, y las que venden sus productos a través de Arte Najel son ya doscientas.

Gabriela nos comenta: "Aun cuando nosotros hemos hecho mucho por las artesanas, todas ellas están conscientes de que la tienda es suya, sino que es producto del esfuerzo de ellas y para ellas, que Mundo Unitatis, mi esposo y yo las íbamos  a apoyar en todo lo que fuera posible para buscar financiamiento con posibles bienhechores, para ayudarlas en la organización, quizás con algunas tareas administrativas, pero que la tienda era de ellas”.



EnglishEspañol